17/11/18

El viernes 16 Nov en la Cátedra Libre, La Plata.


Una importante experiencia para el conocimiento de la comunidad volguense resultó la charla que el Ing. Bruno Contigiani nos brindó este viernes pasado en la Cátedra Libre de la historia y la cultura de los Alemanes del Volga. Un tema tan significativo como poco conocido. “La República Autónoma Socialista Soviética de los Alemanes del Volga”.  
Luego de la presentación del disertante realizada por el Director de la Cátedra, el Prof. Horacio Agustín Walter, Bruno comenzó su charla con una ubicación del contexto histórico y social de la migración de los Alemanes llegados de la Actual Alemania hacia la zona del bajo Volga en el Oblast de Saratov. Habló sobre los años de su estadía y la crisis que motiva su nueva migración a América, incluida Argentina.


También nos ubicó en el contexto histórico concreto de Rusia a partir de la revolución bolchevique que rompe las estructuras monárquicas y autoritarias del zarismo instaurando una nueva política de igualdad a partir de Lenin. Nos instruyó sobre las causantes de esta revolución, de los antecedentes en el año 1905 y de la rebelión de los descontentos de la revolución en la fortaleza de Kronstad en los años 1921.
Los primeros años del comunismo fueron duros, prácticamente una economía de guerra, donde para los sectores bajos de la población no se advertían las mejoras que proclamaba Lenin. Malas cosechas e incluso demasiada incautación de los cereales por parte del gobierno generaron las hambrunas de la década del 20 que dejaron una mortalidad muy alta. Las modificaciones y las alternativas que se generaron en la población dieron como resultado la creación de la República Autónoma socialista soviética de los Alemanes del Volga” en el año 1924. 

Sobre la base de una comuna de Alemanes del Volga instaurada por el propio gobierno de Moscú en el año 1918 14 cantones fueron las regiones que constituyeron la república con una capital en Engels frente  a la ciudad de Saratov. El territorio era de aproximadamente 28.000 Kilómetros cuadrados con una población cercana a los 400.000 habitantes. De ellos, el 64 % eran alemanes, un 25 % rusos, un 9 % ucranianos, un 1,5 % cosacos. El porcentaje (4,5%) restante estaba constituida por distintas minorías étnicas.

El idioma oficial fue el alemán, aunque también se consideraban como tales el ruso y el ucraniano. La educación, por los propios antecedentes que tuvieron en la organización volguense, fue una de las más importantes entre las nuevas repúblicas creadas en la antigua URSS. El desarrollo cultural resultó importante y se editaron en esa época más de 21 periódicos informativos en la región.
La constitución política era la de una república, federada, aunque las ordenes de Moscú eran clave para su desarrollo. La duración de esta república llegó hasta el año 1941 en oportunidad en que el ejército alemán (Operación Barbarroja) comenzó a ocupar el territorio ruso. En ese momento, Stalin que era el jefe del Secretariado del partido comunista, decretó la disolución de la república de los Alemanes del Volga y su deportación a las regiones de Siberia y Kazajistan, comenzando en este momento, una de las páginas más tristes para los descendientes de los alemanes del Volga que se quedaron en Rusia.

La terminación de la segunda guerra mundial, el silencio sobre este genocidio volguense, la vuelta a casa luego de más de diez años (a partir de 1955 por gestiones del gobierno alemán de Adenauer) generaron a lo largo del tiempo algunos intentos de volver a repensar y recrear la república de los Alemanes del Volga, situación que nunca pudo llevarse a cabo. Las distintas operaciones que posibilitaron a los descendientes volguenses a regresar a Alemania, los intentos de la primavera rusa de democratizar las estructuras políticas, nunca llegaron a devolver a los antiguos descendientes de los alemanes del Volga ni sus pertenencias ni sus derechos perdidos.


Un intercambio interesante de cuestiones se desarrolló al final, tanto en el cierre del evento como en la alegre reunión en la Cafetería de la Universidad. Los participantes le brindaron un cálido y  agradecido aplauso  por su prolija disertación  y por compartir sus conocimientos, incluidos aquellos que hacen al idioma ruso, que notábamos que lo manejaba con absoluta normalidad. La universidad Nacional de La Plata por intermedio de la Cátedra le hizo llegar un diploma por su participación y el Centro Wolgadeutsche y la Cátedra la entregaron una presente recordatorio.

Bruno Contigiani, muchas gracias!

12/10/18

Ayer en La Plata. Volga Salvaje.


En un evento organizado por el Centro Argentino Cultural Wolgadeustche y la cátedra Libre de la historia y la cultura de los Alemanes del Volga hemos realizado la presentación del Libro de Adrián Lorea: Volga Salvaje. Una verdadera producción ´épica de la historia de nuestros antepasados en los primeros años de instalación en la Rusia de Catalina II La Grande. 





Las luchas de Pugachev y las avanzadas violentas de los Kirguisios acecharon, atacaron , saquearon y se llevaron como raptados y rehenes a más de 300 habitantes de la Aldea Mariental  (1774) a diez años de su fundación. Sobre esta historia el autor ha estructurado su novela en la que hemos sentido justamente el feroz ataque de los kirguisios y los sentimientos propios de los habitantes de la aldea tanto de los raptados como de los que quedaron y tuvieron que organizar su partida para ir al rescate. 

Hermosa novela, de amor, de violencia, de reflexión para comprender el dolor de nuestros antepasados y su silencio de no poder contar sus vergüenzas, sus dolores que en última instancia fue su historia. Nuestra historia.

Juan Carlos Scheigel Huck con algunas fotografías nos ambientó en el mundo de Marienthal tanto como Adrián Lorea lo hizo con el contexto histórico.



En tanto Susana Panza nos sedujo con su presentación del libro, indicándonos como el autor de la obra nos “ayudaba a mirar” en el mejor estilo de Galeano y nos incitaba a hacerlo a través de la lectura seleccionada de algunos párrafos. Lo logró. Creo que varios nos acostamos con el libro en la mano. Los que lo hacían por primera vez y los que volvíamos a releerlo.
La ayuda de fotografías y el ambiente de la Cátedra permitió realizar algunas preguntas al autor sobre la escritura, sobre el tiempo de producción e investigación, sobre la dureza del título “Volga Salvaje” y nos fuimos contentos de haber pasado un momento agradable con un autor de valía como es Adrián Lorea, de quien esperamos una mayor producción tanto de sus cuentos como de sus novelas históricas vinculadas a nuestra comunidad alemana del Volga. Ya lo hizo hace varios años con “El Alma de la Aldea”, una historia de amor radicada en la Aldea Santa María de Entre Rios.


El cierre del acto estuvo a cargo del Prof. Horacio Agustín Walter quien le entregó al escritor Adrián Lorea el certificado correspondiente que la UNLP otorga a los que participan en la Cátedra Libre de la hIstoria y la cultura de los alemanes del Volga.

Felicitaciones, Adrián Lorea.

6/8/18

Taller de Gastronomía Volguense


Ayer en La Plata.
Fue en la “Colonia del Carro Verde” donde realizamos nuestro primer Taller de Gastronomía volguense con una concurrencia que superó nuestras expectativas, a los que agradecemos por su presencia y acompañamiento.

El taller se desarrolló con la bienvenida por parte del Director de la Cátedra Libre de Historia y Cultura de los alemanes del Volga, Prof. Horacio Walter y por el Coordinador del taller Roberto Herrlein.


El primer plato fue la sorpresa tanto por las explicaciones y el desarrollo progresivo de la preparación de los Kraut Pirok, con sus secretos para la masa y los consejos para el modo de preparar el relleno. También las explicaciones sobre su origen y su proyección como plato importante para las familias volguenses, en particular para las entrerrianas. 

De todos modos, a partir de ahora, veremos como se generaliza y se difunde. La sorpresa de los presentes fue la posibilidad de ayudar a su preparación, no sólo en cuanto a preguntas y respuestas y participación de recetas familiares sino porque “pusieran las manos en la masa” y terminaron de prepararlos antes de enviarlos al horno.







La explicación del Kraut und Brei fue también interesante. La carne de cerdo fue la protagonista de esta parte del taller. Considerada como los “restos” de la carneada, (huesitos y carne)  terminaba guardada en sal para ser utilizada en otro momento. De este modo, antes de preparar el plato debía ser bien lavada para retirar todo la salazón posible. Con el caldo con variedad de verduras se cocinaba, y se la servía acompañada del chucrut (kraut) y de un cremoso puré (kartoffeln). En una sola comida los ingredientes mas conocidos de la cocina volguense. La pequeña cacerola con la carne cocinándose en su caldo, permitió a los presentes degustar los aromasy los perfumes de lo que luego se serviría en la mesa.






Fuera de programa y antes de servir el almuerzo, nuestro “cocinero” ya considerado por los presentes como el “chef del día” nos invitó con una bandeja de chacinados hechos por él y su familia: unos cortes de chorizo, de queso de chancho y de panceta fueron del gusto de los presentes.
Con el almuerzo disfrutamos de los platos previamente explicados. 
En primer lugar con los Kraut Pirok, gustosos y generosos ya que los presentes se sirvieron sin problemas de conciencia y sin pensar que el compañero de al lado se quedara sin la entrada. 


Luego llegaron las humeantes bandejas con el Krau und Brei, bandejas de carne, de chucrut y de puré, acompañadas por una rica salsa de miel con mostaza y rodajas de Sauer Kummers, los  pepinos agrios tan gustosos para los volguenses.





Antes de entrar en la última parte de la presentación del Riwwel Kuchen, el Director de la Cátedra  Libre hizo entrega del diploma que da la Universidad a los participantes de la cátedra, en este caso a Roberto como coordinador del Taller. Lo mismo hizo Margarita Hollman entregándole una placa recordatoria. Luego disfrutar de la explicación de cómo realizar la torta tan clásica en la comunidad volguense, en todas sus provincias, sabiendo que en cada familia hay un “toque” especial que le da el aroma y el perfume de esta exquisita torta alemana.


El sol de la tarde permitió disfrutar la charla en las mesas y en el jardín y previamente a la despedida todos nos sacamos una fotografía con la ilusión de volver a repetir no sólo el taller sino también el encuentro y la posibilidad de pasar momentos juntos con buena comida y mejor amistad.



Horacio Agustín Walter

6/5/18

5 de mayo en La Plata. La cruz en un baúl


Ayer en La Plata, en la Cátedra Libre de la historia y la cultura de los Alemanes del Volga.
Tuvo lugar en el salón Francisco Maciá del Casal Catalán de La Plata, la presentación del libro In Gottes Name – En nombre de Dios a cargo de la Prof. Margarita Sacks y del Periodista José Luis Sack.


La presentación del acto, a cargo del Prof. Horcio Agustin Walter, Director de la Cátedra se abrió haciendo una referencia de los disertantes como referentes de la historia y la cultura de los Alemanes del Volga, no sólo por sus orígenes y vivencia en la Aldea Santa María de Entre Ríos sino también por que llevan en sus mochilas, una cantidad inmensurable  de historias y recuerdos de su vida comunitaria y personal. Lo que hace  más visible a la comunidad volguense ante la sociedad global argentina.

Hizo referencia también a la profesionalidad de ambos autores (Margarita, profesora, máster en Bibliotecología con gran presencia en encuentros, congresos y seminarios de estudio y libros editados y  José Luis, locutor, periodista, músico y  con muchos años de radio y desde hace poco, museólogo .
Ambos, en coautoría han escrito In Gottes Name, En nombre de Dios, hurgando en bibliotecas y archivos,  mirando, escribiendo, corrigiendo, buscando y encontrando datos y fuentes cuyo resultado es el hermoso el libro que presentan sobre la historia de la Iglesia de la Aldea Santa María, que  figura en el censo de 2010 con 500 habitantes y por Google Earth no se cuentan más de veinte manzanas.


Margarita Sacks comenzó hablando del significado de la religiosidad del pueblo volguense, su importancia en la vida cultural y social, poniendo el énfasis en la perspectiva de la unidad casa familiar-iglesia como centro de la vida de la aldea. El proceso religioso ha sido importante a lo largo de la historia de la aldea, no sólo como un aspecto primordial del grupo sino como base cultural del mismo. 




La la vida misma giraba a través de las expresiones del culto, de las vivencias éticas desde lo religioso. En una comunidad de esta calidad, surgen vocaciones religiosas importantes como un regalo de propia comunidad. El repliegue de una comunidad cerrada sobre la lengua, la familia y la religión le permite un grado de supervivencia y defensa frente al medio extraño en el que deben desenvolverse los primeros colonos Alemanes del Volga que llegaron a Argentina..








Le tocó el turno a José Luis Sack quien mostró una a una todas las instituciones que hacen a la religiosidad de la aldea: la iglesia como tempo, el valor de su construcción y la participación comunitaria; la vida religiosa y de sus pastores; el uso del templo a lo largo del año litúrgico. Su cuidado y conservación. El cementerio como otra manifestación (camposanto) del respetuoso culto a los muertos que tiene la comunidad. La ubicación, sus características, su forma de distribuir entre los miembros de la comunidad volguense y de los que no lo son. 



El camino litúrgico que se va desarrolando a lo largo del año y en el que se realizan las festividades mas salientes de la vida religiosa: la pascua, la Navidad, las rogativas (Di Kreuz gehe) y las tradiciones que hacen a la vida cotidiana y que tienen también por objeto a los niños (El Pelznickel y el ChristKindie). Y la Kerb, la fiesta patronal, bisagra histórica de la vida cotidiana de la gente. El antes y el después de las fiestas de la Asunción de la Virgen María (15 de agosto) a quien se le ha dedicado el templo. Fiesta religiosa y social donde nadie puede estar ausente.






Durante la disertación los autores desplegaron su capacidad docente y su “chispa” risueña del anecdotario que acompañaba a los hechos que contaban. Igualmente mostraron muchas imágenes de la aldea, de la vida cotidiana y del templo, lo que explicitaba la disertación, ante un público entre sorprendido y respetuoso que aplaudió al final luego de una larga hora de exposición a los autores.


Se habló del libro y de su estructura y quedó en evidencia, el trabajo constante, secreto y puntilloso y sereno de búsqueda y de interpretación. Realmente nos encontramos ante un verdadero libro de la historia de un templo católico a lo largo de sus cien años de vida. El libro, editado como mucha prolijidad, ofrece muchas imágenes que permiten al lector observar las fuentes y documentos con los que han eleaborado, paso a paso, un magnífico documento editorial.



Hacia el final Margarita Hollman del Centro Wolgadeutsche, entregó a los disertantes un ejemplar del libro; “Partes de otras tierras en nuestra tierra” y el Prof. Walter les entregó una pequeña placa recordatoria y el diploma de la Cátedra Libre expedido por el Rectorado de la Universidad de La Plata.

A su vez, recibió de sus autores un hermoso rosario artesanal realizado con semillas de árboles de la propiedad de Sack con la cruz y el centro de madera de ñandubay. Los autores agradecieron al Casal dels Paisos Catalanes por su hospitalidad, dejando uno de sus ejemplares para la biblioteca de la institución. Con un café caliente y unas masas se cerró el acto con la alegría de un encuentro de amigos conversando sobre recuerdos e historias de la comunidad.